Rincones de Mallorca


Volvemos una y otra vez a Mallorca, todas las veces que podamos, y cada vez tenemos que investigar muy bien qué lugares podemos visitar, ya sea nuestra primera vez en la hermosa Isla o la décima vez que la podemos visitar.

No podemos dejar de visitar el maravilloso Palacio de la Almudaina, se encuentra ubicado frente a la Catedral en Palma de Mallorca. Este palacio fue residencia de los fueran reyes de Mallorca en los siglos XIII y XIV. Su planta fue diseñada de manera rectangular, y uno de sus atractivos mayores es su torre su torre que se encuentra rematada con una estatua del Arcángel San Gabriel. La hermosa fachada está orientada al mar.

Otro imperdible son sin lugar a dudas; Los Baños Árabes, que con su edificio da cuenta de la huella que dejó la arquitectura árabe y los pocos ejemplos que quedan en Palma de Mallorca. Ubicados en los jardines de la casa señorial de Can Fontiroig. Un arco en forma de herradura nos da la bienvenida a lo que fue el mundo de los baños árabes. Desgraciadamente sólo se conserva lo que fue la sala principal de baños calientes, una sala cuadrada con un bello pasillo de 12 columnas.

Vía: Portal de turismo de las Islas Baleares

Lugares para visitar en Mallorca


Ya que estamos en Mallorca podemos aprovechar para hacer un poco de turismo cultural, y mientras que nuestro bronceado se va asentando. Un lugar que es hermoso y que sin duda alguna tenemos que conocer es el antiguo Monasterio de Miramar. Parte de los caseríos y la serie de edificios religiosos como conventos y monasterios que forman parte de aldea de Valldemossa. Ésta se encuentra en la costa norte de la Isla de Mallorca. Son sitios que tradicionalmente han sido utilizados como casas de reposo o retiro de reyes, intelectuales y artistas de a lo largo de la historia. El monasterio data del s. XIII. La vista desde este monasterio es imperdible, alcanzándose a ver los palacios de Miramar y Son Marroig que junto a la Cartuja, son los sitios culturales más más importantes de la sierra de Tramontana.

Otro imperdible es la Catedral de Palma de Mallorca, o La Seu. Está ubicada frente a la playa de Cam Pere Antoni, combinando la majestuosidad arquitectónica con la del mar. El resto es disfrutar del famoso ambiente de Palma de Mallorca, sin dejar de contar sus maravillas naturales. No es gratuito que sea uno de los destinos turísticos más importantes.

Vía: Web de turismo de las Islas Baleares

Las Islas Baleares y sus misterios


Las Islas Baleares son de esos sitios en el mundo que internacionalmente son reconocidos por tener una gran variedad de encantos. Los más populares son sus playas, y todo lo que está relacionado con el mar, y actividades acuáticas. Pero la belleza natural de las islas no se detiene en sus playas y en el mar. La variedad de la belleza natural, va desde el mar, el campo, las colinas, e incluso avanza a los terrenos subterráneos.

Las Cuevas del Drach son cuatro. Estas grandes cuevas ubicadas en la Isla de Mallorca, en Porto Cristo. Estas maravillas naturales, las cuevas, son el atractivo principal y una de las visitas más famosas de Mallorca. Las cuevas llegan a tener una profundidad de hasta 25 metros, y también alcanzan una longitud de 2,4 kilómetros. Otra maravilla es que las cuatro cuevas se encuentran interconectadas. Los nombres que les han designado son Cueva Negra, Cueva Blanca, Cueva de Luis Salvador y Cueva de los Franceses. Dentro de ellas podemos encontrar un lago subterráneo. No se sabe exactamente la edad de las cuevas, pero tienen los suficientes años como para que la entrada del mar mediterráneo haya logrado esculpirlas.

Vía: Web de las Cuevas del Drach

Valldemossa, en Mallorca


Valldemossa, municipio de las Islas Baleares, es un pueblo pequeño de Mallorca. Este pueblo que se encuentra en la parte más alta de la isla, tiene como encanto calles empinadas que serpentean, subiendo y bajando. Lo que es ideal para realizar caminatas y ejercitarse al visitar los edificios y monumentos históricos. Entre los que no nos podemos perder se cuentan el antiguo monasterio de La Cartuja, donde pasaron temporadas diversas personalidades del arte. Como Rubén Darío, Borges, o la legendaria pareja de Chopin y Gerorge Sand en el mítico invierno de 1838, entre muchos otros personajes históricos.

Después podemos visitar el famoso palacio del Rey Sancho, o la casa donde nació Santa Catalina Tomás o sor Tomasseta como es popularmente conocida, muy querida y honrada en la isla, y si ya llegamos a esta casa, en el casco viejo, entonces habrá que visitar el lavadero tradicional. Valldemossa es una localidad tranquila que posee estos y muchos otros encantos, su paisaje campestre y bucólico hacen de este municipio un sitio ideal para el descanso al aire libre, caminatas por calles empedradas que nos llevan a estos bellos resguardos que están empapados con la historia del pueblo. Unas vacaciones reparadoras e inolvidables.

Vía: Guía de turismo de las Islas Baleares

La bella Menorca


Una de las Islas más visitadas del archipiélago de las Islas Baleares es la Isla Menorca. Y en Menorca podemos encontrar varios atractivos naturales. Podemos asegurar que las playas más socorridas de la Isla, son las que forman el conjunto de Macarella y Macarelleta. Estas son unas Calas de una belleza espectacular con un bosque de pinos y encinas que rodean estas playas, acercándose casi hasta el mar. En donde sus aguas azules y sus cálidas arenas claras, nos dan una de los cuadros más puros de la exquisitez del paisaje de las playas menorquinas.

La cala Macarella, es de mayor tamaño que la cala Macarelleta. Es una zona que se encuentra protegida desde la década del 80, del siglo pasado. Protegida de la urbanización desmedida que amenazaba la zona. Lo que la conserva como una playa hermosa en dónde no encontraremos nada más que un pequeño restaurante después de casi 30 años. Es por esto que estas playas todavía son un sitio de gran belleza, lo que las convierte en las playas más cotizadas de Menorca. Y por esta razón, sugerimos que al visitarlas en temporada alta, es mejor llegar muy temprano o al atardecer, para evitar las grandes multitudes.

Vía: Guía turística de las Islas Baleares

Opciones para hospedarse en las Islas Baleares


Cuando uno planifica un viaje de vacaciones, es importante tener una noción de los hoteles que hay en la zona elegida, para ponderar entre los costos y las ventajas que ofrece cada uno y poder así elegir de acuerdo a nuestra conveniencia. Las islas Baleares como destino turístico por excelencia posee una muy buena oferta hotelera en las diferentes ciudades que forman parte de la provincia.

En la ciudad de Fomentera, encontramos los Apartamentos Dunas Playa, muy cerca de la costa, ideales para quien planificó su descanso cerca del mar. Los apartamentos Vista Mar son también una excelente opción, ya que combinan la privacidad con la mejor calidad en los servicios. En la famosa Ibiza encontramos el Hotel Grupotel Cala San Vicente, que posee 117 habitaciones, servicio de internet y una restaurante muy bueno. En la playa de Talamanca encontramos el Hotel Simbad, que fuera renovado hace muy poco tiempo y que cuenta con más de 100 habitaciones, servicio de cambio de monedas, un bar con terraza y dos salas de televisión. En el Puerto San Miguel, recomendamos al Hotel Complejo Galeon-cartago con más de 180 habitaciones, de tres estrellas de calidad, un restaurante, servicio de internet y una discoteca donde los viajeros pueden disfrutar de la mejor música del mundo y de un ambiente muy agradable de diversión y fiesta.

Vía: Portal de turismo de las Islas Baleares

Excursiones para recomendar


Las islas Baleares son un paraíso en pleno Mediterráneo, con un clima cálido en verano y templado en el invierno y unas playas que se encuentran entre las más bonitas de toda España. Las actividades para realizar en las islas son múltiples, pero se destacan aquellas vinculadas con el mar, desde el descanso en la playa hasta un sinnúmero de excursiones marítimas.

Entre estas últimas destacamos el paseo en barco desde Sa Calobra hasta el Port de Solier o el Safari Beach de Mallorca que dura desde la mañana hasta la tarde y visita los lugares más significativos de la isla. Otro paseo inolvidable es el de la visita a la Cueva del Drac, que son unas grutas subterráneas con un lago interior y en donde es posible escuchar un concierto de música clásica en el interior de la tierra, justo en una de las partes con mejor acústica de la gruta. Otra de las excursiones recomendadas es el paseo en un crucero por las costas mallorquinas, más específicamente por el suroeste de la isla. En el barco Tropical Delfin es posible disfrutar de un almuerzo muy cerca de una cala paradisíaca, acompañado de música en vivo. En esta excursión es posible relajarse en la cubierta o atreverse a nadar en las cálidas aguas del Mediterráneo.

Vía: Portal de turismo de las Islas Baleares

El legendario Bar Abaco


En plena ciudada antigua de Palma se encuentra el bar Abaco. A muy pocas cuadras de la autovía del Poniente, muy cerca de la Carrer d’Apuntadors, en la calle San Juan, el bar Abaco abre sus puertas y ofrece sus servicios de calidad. Dentro de un edificio de la época barroca, un fiel exponente de la arquitectura mallorquina, el bar se distingue por la calidad de su servicio y el ambiente cálido y agradable. Su especialidad es la coctelería y cuenta con una decoración con centros florales y bodegones de frutas, ideal para disfrutar por la tarde de unos buenos tragos.

Toda la ambientación del bar está pensada para que los comensales pasen un largo tiempo, disfrutando de las tapas y de las bebidas. Por ello encontramos muchos de los arreglos originales de la casa, pero modernizados y aptos para el uso continuo. Las sillas de madera, las mesas con sus manteles y arreglos y la imperdible escalera, conforman un ambiente súmamente confortable, ideal para disfrutar de un buen rato, acompañados por la música clásica que se escucha en todo el bar y que brinda así el contexto adecuado para una tarde de placer. La atención personalizada es otro de los puntos fuertes del bar, que hacen sentir a los parroquianos como si estuvieran en su propia casa.

Vía: Web del bar Abaco

Las playas de Ibiza


Ibiza tiene una gran diversidad de playas, donde se puede encontrar la diversión o simplemente la paz necesaria para unas vacaciones difíciles de olvidar. Ibiza es un lugar rodeado de hermosas verdaderamente privilegiado. Las playas paradisíacas son para todos los gustos y edades. Aguas traslúcidas y arenas finas y blancas. Hermosas calas rocosas donde poder reposar y aislarse del mundo. En otras palabras, regocijarse con la naturaleza.

El litoral de calas entremetidas en las rocas. Un paisaje de verde campo delinea un panorama de Ibiza, isla balear, la más importante de las islas. Y este es un panorama menos conocido. Desde la bulliciosa y amurallada Eivissa hasta la sosegada Santa Eulalia, aparecen pueblos de claro pasado árabe. Cala Vadella es del municipio de San José y es la playa más grande de esta área de Ibiza. Es un sitio donde se puede encontrar unas extraordinarias vistas y se llega hasta esta cala cruzando un frondoso bosque de pinos. Ideal para los aficionados a las largas caminatas. Cala Salada es una reposada playa muy cercana al poblado de Saint Antoni. Preciosas calas con arenas suaves y blancas, aguas cristalinas, temperatura templada. Qué más se puede pedir de un lugar, para hacer unas vacaciones inolvidables.

Vía: Portal de turismo de las Islas Baleares

Valldemossa, una visita imperdible


Valldemossa
es un sitio imperdible en nuestra visita a las Islas Baleares. Sobre todo si nos encontramos en la maravillosa Malloraca. Valldemossa es nada más y nada menos que el pueblo con mayor altura de la Isla de Mallorca, ya que ese encuentra en la Sierra Tramuntana, por lo tanto hay que estar preparados para alejarnos de los climas calurosos de la costa. Es un sitio especial entre todos los pueblos sorprendentes de la Sierra. Sus calles empedradas, y los maravillosos azulejos que decoran, en honor a Santa Catalina, le dan un encanto especial, entre el valle y la sierra.

En este pueblo podemos y debemos visitar la Real Cartuja de Valldemossa, que es el antiguo monasterio del siglo XIV, un sitio de mucha historia entre las que se destaca el haber sido residencia de la escritora George Sand y por supuesto de Chopin, en donde podemos visitar el museo dedicado al músico. También alberga el palacio del Rey Sancho, la iglesia, el claustro y las celdas. Mucho hay que ver en este hermoso sitio, no debemos olvidarnos pasar por la casa natal de Santa Catalina Tomás, figura importante del siglo XVI, en donde podremos apreciar su historia e importancia que tiene para la localidad.

Vía: Web del Ayuntamiento de Valldemossa