Mercados de Navidad en Palma de Mallorca

Lo mejor de la temporada navideña son los mercadillos que se extienden a lo largo de todas las ciudades españolas, y en las Islas Baleares no se puede esperar menos que las más impresionantes y atractivas opciones en cuanto a regalos, adornos y comida tradicional de la época.

En Mallorca, la navidad empieza a festejarse ya desde fines de noviembre. La capital, Palma, enciende uno de los más impactantes alumbrados de las Baleares, adornando así de gala las calles del casco histórico. Estas lámparas recién se apagan el 20 de enero, día del patrón de la ciudad, San Esteban.

En Palma, los mercados más importantes se establecen alrededor de Plaza España y Plaza Mayor. Alrededor de estos dos circuitos gira la mayor parte de la vida comercial navideña, con puestos y locales que venden ropa, ingredientes, accesorios, regalos y decoración alusiva.

En la zona del barrio El Terreno también se establece un reconocido mercadillo que se diferencia por su estilo nórdico, es el mercadillo sueco de Santa Lucía. La comunidad alemana de la isla también se encarga de recibir y promocionar la navidad a su manera, con el Mercadillo de Adviento del Pueblo Español que congrega a visitantes de todas partes del mundo.

Al igual que en otras localidades de España, las baleares reciben con fiesta y alegría la llegada de la navidad, y los viajeros pueden respirar el espíritu con facilidad.

Vía: MCA-Hotels

Las Dalias, el Mercadillo todo el año

En invierno Ibiza sigue siendo un excelente destino para los amantes del turismo, ya que hay muchos mercados y paseos al aire libre que se pueden disfrutar por las tardes, aún pese a que las noches ya empiezan a ser más frescas.

El Mercadillo de Invierno de Las Dalias cuenta con más de un centenar de tiendas de ropa, artesanías y objetos de decoración inspirados en los diseños regionales de las Islas Baleares.

Empieza el primer sábado del mes de noviembre y después se transforma en el importante Mercadillo de Navidad donde muchos de los habitantes de las Islas Baleares compran recuerdos y regalos artesanales para sus seres queridos.

Viajeros de todas partes del país y el mundo se acercan a estos mercados tradicionales para hacerse con prendas increíbles, recuerdos de sus viajes, vinos y otras comidas que forman parte de las costumbres gastronómicas de las Baleares.

Las Dalias no cierra sus puertas en ningún momento del año. El 3 de enero finaliza la denominación de Mercadillo de Navidad y se transforma en Mercadillo de Invierno hasta la llegada del verano.

De esta forma podemos hablar de un paseo disponible todo el año y dedicado ofrecer toda clase de prendas, objetos y regalos para viajeros dispuestos a conocer lo mejor del arte balear.

Vía: lasdalias

Mercado tradicional de Alcúdia en Mallorca

Las islas baleares son un excelente destino para aprovechar y conseguir buenos precios en los mercadillos y ferias que suelen organizarse en las plazas principales de sus localidades.

Hoy nos vamos hasta Alcúdia, en Mallorca, para recorrer una serie de puestos ideales para conseguir artesanías, dulces y otros productos mallorquines a buen precio y con gran variedad.

Alcúdia se caracteriza por tener una amplia variedad de objetos, desde sábanas y ropa de cama hasta verduras, frutas frescas y animales pequeños, por ejemplo. Mascotas tradicionales mallorquinas y todo en un solo lugar.

El mercado está excelentemente ubicado en el casco antiguo de Alcúdia, rodeado por las murallas históricas que terminan de configurar un escenario de lujo que remonta a la antigüedad de las primeras ferias y mercados regionales.

Funciona los días martes y domingo de 8:30 a 13:30 y comerciantes de todas partes de la isla vienen para intentar vender sus productos. El mercado es un punto de partida ideal para después continuar recorriendo el casco histórico de la ciudad, el centro histórico cuenta con distintos edificios y monumentos para disfrutar conociendo la historia de las Islas Baleares.

Mientras preparas tus vacaciones y organizas el tiempo libre para los próximos puentes, marca la visita al mercadillo de Alcúdia como una visita obligada en Mallorca.

Vía: alcudiamallorca

Paseando por la aldea de Santa Inés

Recorriendo el interior de la isla de Ibiza encontramos Santa Inés, una localidad pequeña perteneciente al municipio de Sant Antoni de Portmany.

Es una aldea ideal para los amantes de la arquitectura tradicional y las costumbres ibicencas. Casas de paredes blancas, pequeñas, con techos planos y paredes gruesas. Los bordes de paredes y puertas pintados de azul o verde, el reflejo de un paisaje que combina montes y playas, una verdadera maravilla para el turismo rural.

Santa Inés es una aldea pequeña, recorrer su casco urbano se reduce a un par de calles trazadas de forma regular, algunos bares y el encanto de un pueblo del interior.

La iglesia del pueblo está en la zona de la plaza. Hasta el diseño de este templo cristiano remite a la sencillez y las costumbres más simples de la isla de Ibiza. Su puerta principal daba hacia el sur, pero la pelea que terminó con la muerte de un vecino frente a esa puerta hizo que se abriera en señal de duelo la que da al oeste, hacia la plaza. Al día de hoy esa leyenda sangrienta es parte de la historia del pueblo.

Las noches en Santa Inés son una hermosura, con la luna brillando sobre los almendros y las calles salpicadas por un tono plata que invita al descanso y a la reflexión.

Vía: ibizarural