Los encantadores pueblos de las Baleares

Uno de los aspectos más encantadores de las Islas Baleares es el de sus pueblos y ciudades. Se trata de localidades con una personalidad propia que con el tiempo se va haciendo más popular entre los amantes del turismo en España.

A la hora de disfrutar y recorrer las Baleares podemos elegir cualquier ruta y empezar a trazar recorridos que nos llevarán por pequeños y grandes poblados con iglesias antiguas, hermosos escenarios costeros y colinas imponentes.

Algunos nombres de las Islas Baleares ya se han vuelto populares entre los amantes del turismo, como Valldemossa en Mallorca que es un pueblo de montaña donde las casas están construidas sobre bacanales de piedra.  Allí los jardines floridos hacen las delicias de los amantes de la naturaleza.

También en Menorca hay localidades imperdibles como Ferrerias o Mahón, la capital administrativa. Aquí la imagen de la fortaleza de Mola ha quedado identificada como el elemento más distintivo.

Ciudadela es otro destino imperdible, con visitas muy diversas que incluyen la Plaza de Borne, la Plaza de la Esplanada y el Castillo de San Nicolás.

¿Has decidido cual de las rutas por los poblados de las Islas Baleares deseas conocer?

Vía: TodoPueblos

Las Islas Baleares y sus misterios


Las Islas Baleares son de esos sitios en el mundo que internacionalmente son reconocidos por tener una gran variedad de encantos. Los más populares son sus playas, y todo lo que está relacionado con el mar, y actividades acuáticas. Pero la belleza natural de las islas no se detiene en sus playas y en el mar. La variedad de la belleza natural, va desde el mar, el campo, las colinas, e incluso avanza a los terrenos subterráneos.

Las Cuevas del Drach son cuatro. Estas grandes cuevas ubicadas en la Isla de Mallorca, en Porto Cristo. Estas maravillas naturales, las cuevas, son el atractivo principal y una de las visitas más famosas de Mallorca. Las cuevas llegan a tener una profundidad de hasta 25 metros, y también alcanzan una longitud de 2,4 kilómetros. Otra maravilla es que las cuatro cuevas se encuentran interconectadas. Los nombres que les han designado son Cueva Negra, Cueva Blanca, Cueva de Luis Salvador y Cueva de los Franceses. Dentro de ellas podemos encontrar un lago subterráneo. No se sabe exactamente la edad de las cuevas, pero tienen los suficientes años como para que la entrada del mar mediterráneo haya logrado esculpirlas.

Vía: Web de las Cuevas del Drach

Formentera, una de las joyas de Baleares

Si bien la Isla Formentera no es la más importante de las islas Baleares. Es uno de los paraísos mediterráneos que vale la pena poder visitar. Ubicada al Sur de Ibiza, la única manera de acceder a ella es en Barco dese la misma Ibiza.

Formentera posee todo lo que cualquier amante del mediterráneo puede querer. Se pueden encontrar todo tipo de hoteles, hostales, fincas rurales, cualquier alojamiento para todo gusto y presupuesto. Otra virtud de esta Isla es que uno puede encontrar una gran variedad en sus playas.

Por ejemplo en la Ses Illetes y las Levant estas que son las más populares ofrecen todos los servicios, bares, restaurantes, hamacas, sombrillas, deportes acuáticos, entre otras cosas. La Ses Illetes por su ubicación al norte es puerto hacia otras Islas, como Ibiza. Después tenemos otras playas mucho más relajadas en donde uno puede ser más despojado y descansar, como la enorme playa Migjorn. Otras que son típicas playas de pescadores como la Es Caló.

La Isla ofrece todo comida, deportes acuáticos, artesanías, el mercadillo. Y si de pronto nos entra la nostalgia por la urbe, también encontraremos, tiendas de ropa de diseñados, tiendas de diseño interior. No hay nada que nos pueda faltar durante las vacaciones

Vía: Formentera

Ses Fonts Ufanes, las increíbles fuentes de Campanet

El viejo encinar de la finca Gabellí en la localidad de Campanet es el centro de un espectáculo hidrológico increíble: Ses Fonts Ufanes. Repentinamente, el agua empieza a brotar desde el suelo de rocas y a lo largo del invierno se repite en varias ocasiones, atrayendo a viajeros de todo el mundo.

Las famosas fuentes de Campanet han llegado a movilizar 100.000 litros de agua por segundo, pasando de fuentes abandonadas a torrentes de agua furiosa que emergen con una presión de entre 1 y 3 metros cúbicos por segundo.

Los orígenes de este fenómeno todavía son estudiados, pero actualmente la principal causa es la acumulación de agua de lluvia en el acuífero de la montaña de Tomir. Al recibir enormes cantidades de agua en poco tiempo, llega un punto en que se libera de forma explosiva y se da origen a Ses Fonts Ufanes.

El espectáculo hidrológico ha sido declarado Monumento Natural protegido de las Islas Baleares en 2001. La irregularidad del proceso es tanta que hay años en que se han visto erupciones en 7 ocasiones.

Para llegar a esta zona de turismo natural hay que dirigirse hasta Campanet en la Sierra de Tramuntana y después usar el camino que lleva a la Ermita de San Miquel. Este último tramo solo se puede hacer a pie y está señalizado.

Vía: masmallorca

Naturaleza y turismo en el Jardín Botánico de Sóller

En el valle fértil de la Serra de Tramuntana se encuentra el pequeño pueblo de Sóller, y allí uno de los atractivos turísticos más importantes es el Jardín Botánico que se ha convertido en la atracción principal junto al tren turístico, el puerto natural y las plantaciones de naranjos más hermosas de las Islas Baleares.

Con una estructura diseñada para proteger el medio ambiente, el Jardín Botánico de Sóller se encuentra custodiado por imponentes montañas y un aroma y frescor provenientes de cientos de naranjos que se alzan alrededor.

Abrió sus puertas en 1992 y desde entonces ha crecido hasta convertirse en uno de los referentes de las plantas, arbustos, árboles y flores del clima mediterráneo.

El Jardín Botánico fue emplazado en una antigua finca donde también funciona el Museo de Ciencias Naturales de Söller, y allí se guardan los más importantes legados del geólogo solleric Guillem Colom.

El papel de los expertos del jardín es puntualmente importante para la conservación de la biodiversidad de las Islas Baleares, ya que desde allí se trabaja para conseguir la supervivencia de diferentes especies en peligro de extinción, permitiendo que se adapten y puedan continuar con vida en su ecosistema que se ha visto alterado pro el accionar del hombre.

Vía: jardibotanicodesoller

Paseando por la aldea de Santa Inés

Recorriendo el interior de la isla de Ibiza encontramos Santa Inés, una localidad pequeña perteneciente al municipio de Sant Antoni de Portmany.

Es una aldea ideal para los amantes de la arquitectura tradicional y las costumbres ibicencas. Casas de paredes blancas, pequeñas, con techos planos y paredes gruesas. Los bordes de paredes y puertas pintados de azul o verde, el reflejo de un paisaje que combina montes y playas, una verdadera maravilla para el turismo rural.

Santa Inés es una aldea pequeña, recorrer su casco urbano se reduce a un par de calles trazadas de forma regular, algunos bares y el encanto de un pueblo del interior.

La iglesia del pueblo está en la zona de la plaza. Hasta el diseño de este templo cristiano remite a la sencillez y las costumbres más simples de la isla de Ibiza. Su puerta principal daba hacia el sur, pero la pelea que terminó con la muerte de un vecino frente a esa puerta hizo que se abriera en señal de duelo la que da al oeste, hacia la plaza. Al día de hoy esa leyenda sangrienta es parte de la historia del pueblo.

Las noches en Santa Inés son una hermosura, con la luna brillando sobre los almendros y las calles salpicadas por un tono plata que invita al descanso y a la reflexión.

Vía: ibizarural

El pueblo de Sant Agustí des Vedrà

Las Islas Baleares son un destino para los amantes del turismo rural y el descanso, repleto de localidades escondidas, centros históricos y gente sencilla que invita al viajero a detenerse y conocer sus costumbres.

En la isla de Ibiza encontramos el paisaje tranquilo, sereno e inmutable de Sant Agustí des Vedrà, perteneciente al municipio de San José.

Arquitectura sencilla, un ritmo siempre tranquilo y algunos puntos de interés para los amantes del turismo rural y los pueblos del interior. La iglesia de Sant Agustí tiene paredes gruesas y el típico color blanco que contrasta con el azul de las costas.

Continúa leyendo El pueblo de Sant Agustí des Vedrà