Paseando por la aldea de Santa Inés


Recorriendo el interior de la isla de Ibiza encontramos Santa Inés, una localidad pequeña perteneciente al municipio de Sant Antoni de Portmany.

Es una aldea ideal para los amantes de la arquitectura tradicional y las costumbres ibicencas. Casas de paredes blancas, pequeñas, con techos planos y paredes gruesas. Los bordes de paredes y puertas pintados de azul o verde, el reflejo de un paisaje que combina montes y playas, una verdadera maravilla para el turismo rural.

Santa Inés es una aldea pequeña, recorrer su casco urbano se reduce a un par de calles trazadas de forma regular, algunos bares y el encanto de un pueblo del interior.

La iglesia del pueblo está en la zona de la plaza. Hasta el diseño de este templo cristiano remite a la sencillez y las costumbres más simples de la isla de Ibiza. Su puerta principal daba hacia el sur, pero la pelea que terminó con la muerte de un vecino frente a esa puerta hizo que se abriera en señal de duelo la que da al oeste, hacia la plaza. Al día de hoy esa leyenda sangrienta es parte de la historia del pueblo.

Las noches en Santa Inés son una hermosura, con la luna brillando sobre los almendros y las calles salpicadas por un tono plata que invita al descanso y a la reflexión.

Vía: ibizarural


Un pensamiento en “Paseando por la aldea de Santa Inés

  1. Pingback: La belleza de Formentera | Siente Baleares

Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado