Menorca, las joyas de las Islas Baleares

menorca-01

Menorca es uno de los destinos más hermosos y reconocidos de las Islas Baleares, bañado de la hermosura del Mar Mediterráneo y con algunas de las mejores ofertas en cuanto a gastronomía y hotelería en las costas españolas.

Su nombre de Menorca se debe a que es menor, en tamaño, que Mallorca. Fue declarada Reserva de la Biosfera en 1993 por las autoridades de la UNESCO y desde entonces atrajo a más turistas de todas partes del mundo.

Entre sus atracciones más populares se encuentran la ciudadela, el segundo núcleo urbano más importante y con un estilo arquitectónico casi señorial. Su puerto natural es uno de los emblemas del entorno de Menorca.

La capital de la isla de Mahón, es la ciudad más grande y poblada. Allí encontraremos otro hermoso puerto natural, múltiples museos y una antigua fortaleza que da cuenta de la importancia estratégica de Menorca en tiempos de los invasores marítimos.

Otro lugar especial para conocer en Menorca es Cova den Xorio, un lugar místico, emblemático por la gran variedad de actividades disponibles durante todo el día y rodeada por uno de los paisajes costeros más deslumbrantes de las Islas Baleares.

Vía: SienteBaleares

Islas Gimnesias, la joya de las Baleares

Las islas Gimnesias son el nombre que los antiguos griegos daban a las dos islas más grandes del archipiélago de las Baleares, es decir a Mallorca y a Menorca. El nombre proviene de la desnudez de los habitantes de estas islas en aquellos tiempos, desnudez que no refería a la ropa o a la ausencia de ella, como a la escasez de su equipo militar en comparación con otros pueblos de la órbita griega.

El nombre de Baleares proviene de la forma en que los fenicios llamaban a estas islas, Balearides. Con la llegada y ascenso del imperio romano, del cual este archipiélago formó parte, el nombre fenicio se mantuvo y de hecho se mantiene hasta el día de hoy.

Estas islas estaban pobladas originalmente por el pueblo Talayots, una cultura que reinó aquí hace aproximadamente 4.000 años y cuyos restos arquitectónicos es posible aún hoy en día encontrar dispersos por las islas. Templos, tumbas y monumentos se encuentran por doquier y en muchos casos hay centros de interpretación y pequeños museos, en donde el viajero puede enterarse de los entretelones de la vida cotidiana de estos pueblos antiguos.

Con la llegada del imperio romano, la cultura de estas islas cambió radicalmente ya que pasaron, al igual que casi toda España, a estar bajo dominio imperial.

Vía: mallorcaweb

Las Taules, arqueología y secretos en Menorca

En las Islas Baleares uno de los principales atractivos históricos es el del patrimonio arqueológico, y Menorca es una de las regiones con mayores restos de antiguas civilizaciones. No solo por la abundancia, sino también por los oscuros orígenes y la diversidad de sus formas, un recorrido por las Taules de Menorca es una de esas aventuras inolvidables en Baleares.

La otra cara de la isla de Menorca está representada por las Taules, cuyo nombre viene de la deformación de la palabra inglesa ‘tables’ y refiere a la forma de mesa que tienen las construcciones de piedra.

Casi todos los poblados prehistóricos de Menorca tienen alguno de estos monumentos, y aún está en debate si cumplen funciones de monumento funerario, o lugar ritual u observatorios astronómicos de la antigüedad.

Las excavaciones aún continúan en varias de las zonas aledañas, y los investigadores siguen debatiendo y buscando pistas que den datos fehacientes de los usos de estas monumentales estructuras, pero mientras tanto, envueltas en misterio y belleza, las Taules siguen invitando a los viajeros de todo el mundo a disfrutar de la magia y los secretos de Menorca.

Vía: menorca

Catedral de Menorca

En la ciudad de Menorca hoy nos acercamos a conocer uno de los más impresionantes monumentos y templos religiosos que forman parte de la ciudadela. Se trata de la Catedral de la Ciudadela que además de ser una referencia de la importancia eclesiástica es un elemento del pasado histórico de las Islas Baleares.

Fue construida por orden del rey Alfonso XIII de Aragón sobre una antigua mezquita árabe que combinada con el estilo gótico crea un efecto diferente en la imagen de la catedral.

La catedral de Menorca es uno de los puntos más importantes del Casco Antiguo, la zona que contrasta con la novedad y modernidad del resto de Menorca posee los edificios históricos más importantes.

Además de ser un edificio cargado de espiritualidad e historia, las enormes dimensiones sirven para comprender la importancia que le dieron en su momento a la construcción de esta catedral que servía para congregar a todos los fieles de Menorca.

Entre los paseos culturales de Menorca, la catedral es uno de los destinos que no se pueden dejar de visitar. Otro característica interesante es que aún hoy la Catedral sirve como punto de encuentro de los fieles y un punto reconocible de la ciudad que sirve para ubicarse mientras paseamos por las localidades de Menorca.

Vía: Menorca