Menorca, las joyas de las Islas Baleares

menorca-01

Menorca es uno de los destinos más hermosos y reconocidos de las Islas Baleares, bañado de la hermosura del Mar Mediterráneo y con algunas de las mejores ofertas en cuanto a gastronomía y hotelería en las costas españolas.

Su nombre de Menorca se debe a que es menor, en tamaño, que Mallorca. Fue declarada Reserva de la Biosfera en 1993 por las autoridades de la UNESCO y desde entonces atrajo a más turistas de todas partes del mundo.

Entre sus atracciones más populares se encuentran la ciudadela, el segundo núcleo urbano más importante y con un estilo arquitectónico casi señorial. Su puerto natural es uno de los emblemas del entorno de Menorca.

La capital de la isla de Mahón, es la ciudad más grande y poblada. Allí encontraremos otro hermoso puerto natural, múltiples museos y una antigua fortaleza que da cuenta de la importancia estratégica de Menorca en tiempos de los invasores marítimos.

Otro lugar especial para conocer en Menorca es Cova den Xorio, un lugar místico, emblemático por la gran variedad de actividades disponibles durante todo el día y rodeada por uno de los paisajes costeros más deslumbrantes de las Islas Baleares.

Vía: SienteBaleares

La bella Menorca


Una de las Islas más visitadas del archipiélago de las Islas Baleares es la Isla Menorca. Y en Menorca podemos encontrar varios atractivos naturales. Podemos asegurar que las playas más socorridas de la Isla, son las que forman el conjunto de Macarella y Macarelleta. Estas son unas Calas de una belleza espectacular con un bosque de pinos y encinas que rodean estas playas, acercándose casi hasta el mar. En donde sus aguas azules y sus cálidas arenas claras, nos dan una de los cuadros más puros de la exquisitez del paisaje de las playas menorquinas.

La cala Macarella, es de mayor tamaño que la cala Macarelleta. Es una zona que se encuentra protegida desde la década del 80, del siglo pasado. Protegida de la urbanización desmedida que amenazaba la zona. Lo que la conserva como una playa hermosa en dónde no encontraremos nada más que un pequeño restaurante después de casi 30 años. Es por esto que estas playas todavía son un sitio de gran belleza, lo que las convierte en las playas más cotizadas de Menorca. Y por esta razón, sugerimos que al visitarlas en temporada alta, es mejor llegar muy temprano o al atardecer, para evitar las grandes multitudes.

Vía: Guía turística de las Islas Baleares

Menorca, la Isla del Viento


Menorca que tiene un menor desarrollo turístico, comparado con su vecina Mallorca. Es un sitio ideal para aquellos que buscan territorios un tanto más solitarios, y vírgenes en donde descansar y tal vez dar rienda suelta a su espíritu aventurero. Ya que este lugar rodeado de mar, ensenadas, acantilados y campos que se extienden entre montañas y verdes valles, es un destino ideal para este tipo de viajeros.

Generalmente el clima de esta isla es muy templado, y eso nos permite disfrutar de los espacios abiertos en cualquier época del año. Las lluvias son principalmente en otoño y los vientos característicos de la “Isla del Viento”, como también le llaman, nunca descansan. Pero ellos permiten practicar deportes acuáticos en los que se utilizan velas o paracaídas.

Aparte de la naturaleza podemos gozar de los múltiples atractivos culturales que están a lo largo y ancho de Menorca. Una gran cantidad de yacimientos, monumentos y museos podemos encontrar. Por ejemplo el Museo de Menorca, Museu de la Natura en Ferreries, Museo Hernández-Sanz en Maó, la Naveta des Tudons, Cales Coves, o sus festivales de importancia como el Festival de Música d’Estiu, entre muchos otros sitios y eventos de interés. Lo difícil será elegir.

Vía: Portal de las Islas Baleares