Un paseo por Palma de Mallorca


mallorca

Uno de los paseos con más encanto en Palma de Mallorca es el que lleva al descubrimiento de los patios del casco antiguo. Por las callejuelas del centro histórico de la ciudad, se encuentran palacios y casas señoriales que guardan auténticos tesoros: estos edificios, que fueron construidos entre el siglo XIII (gótico) y los siglos XVI y XVII (estilo barroco y renacentista), generalmente tienen tres plantas y su arquitectura se articula a partir de un patio.

De acuerdo a la web oficial del Ayuntamiento, en el casco antiguo de Palma se encuentran alrededor de 60 patios. Entre los imperdibles se pueden mencionar: el de Can Berga, magnífico edificio que perteneció a la familia Berga desde 1677, y actualmente alberga la sede del Tribunal Superior de Justicia, en Placa del Mercat; el del Palacio Oleza, que está ubicado en Carrer Morey y se considera como uno de los edificios más destacados de la ciudad (el patio data de finales del siglo XVII); el Can Vivot, de estilo barroco, que fue construido en 1725 y se encuentra en Carrer de Can Savellá; El Ca Gran Cristina, donde hoy se encuentra la sede del Museo de Mallorca. Y estos son solamente algunos. La lista completa, con mapa y descripción de cada patio, puede consultarse en esta página. En cuanto a la visita, solamente los edificios que albergan instituciones públicas, como los museos, se pueden visitar siempre. Pero también los privados abren al público en algunas ocasiones especiales, por ejemplo durante la Celebración del Corpus Christi.

En un itinerario por las calles de Palma de Mallorca no pueden faltar los monumentos más emblemáticos de la ciudad. De visita obligada es la Catedral, joya arquitectónica de la isla de Mallorca, ubicada a orillas de la bahía. La Catedral se construyó, a partir del siglo XIV, en el mismo sitio donde anteriormente surgía la mezquita de la Medina Mayurqa, y en su interior se pueden contemplar varias obras, que incluyen el baldaquino del presbiterio realizado por Antoni Gaudí. Se encuentra frente al mar también la Lonja, antigua sede del Colegio de Mercaderes. Construida en el siglo XV (época del esplendor del comercio en Mallorca), esta antigua lonja de contratación es una destacada muestra de arquitectura gótica civil. Otros monumentos y edificios imperdibles son el Palacio Real de la Almudaina, con la capilla de Santa Anna, el Ayuntamiento, la iglesia de Santa Eulária, la iglesia de San Francisco, que cuenta con un magnífico patio del siglo XVI, y el Convento de la Misión, considerado una de las más bellas muestras de barroco en la ciudad.

Los viajeros que quieran disfrutar de la atmósfera del casco antiguo de Palma pueden alojarse en una casa de particulares. Gracias a plataformas Internet como Housetrip.es, hoy no es tan difícil encontrar apartamentos a precios asequibles. En el centro histórico de Palma, por ejemplo, se encuentran acogedores apartamentos incluso a menos de 60 euros por noche.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado